×

CRONOLOGÍA DE UNA AVENTURA INFAUSTA.

2022-07-18 09:49:24 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Finales de 1974. El presidente de la República es el abogado colimote Miguel de la Madrid Hurtado. El Gobernador del Estado, el maestro universitario Oscar Ornelas Kukle, de orígenes meoquenses.


    

Había sido un año lluvioso, así que todo estaba verde,tanto que surgió la leyenda urbana que al sobre volar el Estado en su viaje de la CDMX, el embajador de Estados Unidos,el actor John Gavin, le había comentado al Gobernador la feracidad de Chihuahua.

Días después de esa visita,se soltó el diablo,dando visos de realidad al supuesto dicho: en el erial espinoso y viboriento de Búfalo,municipio de Valle de Allende, se descubrió y quemó un gran hectareaje sembrado de mariguana.

La cantidad de toneladas calcinadas, los trabajadores aprehendidos, variaron según la fuente .

Dejemos las cifras en 15 mil toneladas en 10 mil y la mano de obra en 3 mil afanosos empleados.

 Escándalo mundial,fuga de los jefes mafiosos,integrantes del poderoso Cartel de Guadalajara,l iderado por tres o cuatro narcos sinaolenses entre los que estaba el muy joven Rafael Caro Quintero.

El bigotón era la ley y autoridades de todos los niveles le hacían los mandados gustosos y agradecidos,las mujeres más buchonas caían a sus pies cual moscas ante la miel.

Un rey el bato.

Precisamente una de esas moscas,una chamaca casi quinceañera,Sarita de nombre, se iría con él a Costa Rica al huir del escándalo,agrandado por el asesinato de un infiltrado de la DEA y un piloto, que habrían sido los causantes de que se les cayera el negocio.

 Todo esto y más es de sobra conocido.

Pasaron unos meses,el asunto pasó de moda,nuevos liderazgos tomaron el lugar de los caídos ,nuevos cómplices se hicieron cargo, el mundo siguió su rumbo.

Ya en 1985, un día andaba reporteando en los contornos de Jiménez el colega Mario Hermosillo,acompañado de su amigo Ricardo Ramírez.

 Éste,muy conocedor de la región,le platicó que estaban cerca de Búfalo, incitándolo a que llegaran a conocer el teatro de los célebres y recientes acontecimientos.

Ya entre víboras y espinas, vieron algunos tractores,ciertos aperos de labranza abandonados bajo el sol y,al fin emprendedores, tuvieron la ocurrencia de ir por un maistro para que los echara a volar para luego buscarles mercado.

Con la certeza de que estaban ante su gran oportunidad, hacían cuentas enfebrecidas,cuando los sacó de su ensoñación la presencia de unos hombres muy feos,empistolados y empeñados en que los acompañaran al hotel Las Pampas, donde su patrón se hospedaba y quería conocerlos,gozar del favor de su presencia.

Derechito y sin escalas los condujeron hasta la suite del antedicho, un tipo alto de peinado afro,de hablar sinaolense,igualito al novio de Sarita que tanto habían visto en medios.

Alegremente, sin amenazas ni nada, el muchacho aquel les dijo que les agradecía mucho que se hubieran moletado en arreglar su maquinaria, que ahí tenían un puñado de dólares,que le pelaran a las de ya y que si los volvía a ver no habría dólares sino plomo y dolor.

En un gesto que pasado la azucarada que se llevaron

 mucho le agradecerían, los consoló recordándoles que así eran los negocios, que a veces a ganaba y a veces,como era su caso, a veces se perdía.

Y a perderse salieron sin detenerse ni en Delicias: varias semanas viveron en el auto en que andaban,se bañaban en los canales,dormían sin dormir bajo cualquier puente, comían hasta quelites crudos.

Ya muy flacos y en las viles garras se animaron a regresar a casa y,juramentados por lo más sagrado, se propusieron nunca volver ni a voltear hacia el aborrecido Jiménez, lugar de sus pesadillas.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn