×

Día del Maestro

2020-05-14 14:16:59 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Desde 1918, en México, celebramos el día del maestro. El presidente Venustiano Carraza oficializó esta celebración para conmemorar y reconocer la labor de aquellos “apóstoles de la educación”


    

[% orquidea_tag %]El profesor de esos años posrevolucionarios, realmente trabajaba por amor y un enorme deseo de combatir la oscuridad de la ignorancia que aquejaba a nuestra patria. Esos primeros “profesores misioneros” se ganaban, en sobre manera, el cariño y respeto de sus alumnos, pero su sueldo era una miseria. Gracias a la pobreza que había dejado la Revolución, no se les podía retribuir más que con un día en su honor.

El papel del docente, en nuestro país, ha ido evolucionando al pasar del tiempo, no sólo por las reformas educativas (que siempre definen su labor con términos y funciones distintas) sino también, en la manera que vamos posicionando su rol en la sociedad. No podemos negar que el profesor juega un papel fundamental en nuestra organización de personas civilizadas: es aquella persona que nos enseña a ser personas, que nos transmite el anhelo por conocer más, que nos da las herramientas para poder introducirnos en el mundo y tiempo que nos toca vivir. 

En este momento, en el que la tecnología nos está invadiendo, podemos pensar que el papel del docente ya no es necesario, que su función educadora se está volviendo obsoleta o del pasado; sobre todo ahora que la cuarentena nos ha obligado a abandonar las instalaciones escolares, para recluirnos en la llamada “Escuela del Futuro”, la “Escuela Online”. Estoy más que seguro, que es en estos días, comenzamos a reorientar nuestras miradas hacia esos hombres y mujeres, que gastan los mejores años de su vida ayudando a forjar las vidas de otras personas, es el tiempo en que revaloramos su labor y su importancia entre nosotros. Es el docente el único capaz de transmitir humanidad: los padres les enseñan a sus hijos los primeros valores humanos, y el profesor los refuerza y perfecciona, él con su sonrisa, gestos, palabras, conocimientos, anécdotas, forma rasgos en la personalidad del estudiante, que este jamás olvidará. El docente es el único profesionista que forma a otros profesionistas.

Profesores protejamos, defendamos y renovemos esta entrega que nos lleva a dedicarnos a esta noble profesión, y así nuestro ánimo se mantenga siempre fresco y renovado. Al final poder decir como Albert Camus: “…y te lo agradezco a ti maestro, y lo digo bien alto para que todo mundo sepa que, si estoy aquí, te lo debo a ti…” Todos recordamos con gusto y cariño a algunos de nuestros maestros, y hoy es el día preciso para seguir agradeciendo y reconociendo su noble y titánica labor.

¡Feliz día del Maestro!

Profesor Juan Alberto Espinoza Guel

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn