×

Ignorancia viralizada

2020-05-16 15:43:28 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

¿Cuántas veces ha escuchado usted que hay quien “no cree” en la pandemia?


    

[% orquidea_tag %]Lo hemos escuchado casi todo. Y siempre la reacción es la misma, de no creerse. En un 2020 con tanta posibilidad de información, nos queda claro que la ignorancia —porque eso es— no se combate tan fácil.

En un mismo día, dos notas: una supuesta fiesta en la colonia Las Águilas, en la Ciudad de México, en donde al menos 100 personas convivirán con otras, éstas contagiadas de covid-19, para así contribuir a la “inmunidad de rebaño”, un término epidemiológico aún cuestionado por la comunidad científica.

No lejos de la capital, en Texcoco, una mujer enojada por una protesta de médicos que exigían insumos, afirmó que el coronavirus se curaba con remedios caseros: “con un caldo de pollo...”. Ya con dos meses en emergencia sanitaria, ya, incluso, con un plan para regresar a la “nueva normalidad”, hay quienes están instalados ahí, en tal nivel de ignorancia.

Sabemos que no hay evidencia de inmunidad tras contraer coronavirus. Así lo dicen los estudios, aún en desarrollo, porque todavía hay tanto que aprender respecto al comportamiento de esta cepa.

Pensar en una “fiesta de contagio”, es más bien una invitación a jugar a la ruleta rusa y eso es, por supuesto, algo francamente torpe y peligroso.

El audio circuló en redes sociales y, ante la falta de información, las autoridades la consideraron noticia falsa.

Sin embargo, el tema también radica en la facilidad con la que éste material se distribuyó, pues incluso provocó reacciones en Palacio Nacional.

Lo delicado es que no es la primera vez que este tipo de material se hace viral. ¿Cuántas personas creerán en ellos? ¿Cuántas fiestas de ese tipo se habrán realizado ya? ¿Cuántas veces ha escuchado usted que hay quien “no cree” en la pandemia?

*

Ante un momento como el que vive el planeta entero, el arma más peligrosa es la ignorancia.

Aquella señora que sugiere un caldo de pollo para curar el covid-19 suena exactamente igual que cuando le oímos a Miguel Barbosa decir lo mismo.

La diferencia es que este último está a cargo de las políticas públicas de un estado entero.

Y el peligro es aún mayor. El último en irse en esa línea fue el diputado del Partido Encuentro Social (PES) en Sonora, Carlos Navarrete: “el covid-19 no es tan grave como lo anuncian, incluso dijeron que tomando té de canela en la mañana, al mediodía y en la noche, el virus se moría en la garganta...”, expresó al micrófono.

¿Cuántas cadenas han llegado a su WhatsApp con notas o datos imprecisos sobre la pandemia actual (o cualquier otro tema)?

¿Ha notado la facilidad con la que este material puede compartirse?

Ése es el peligro en ciudadanos de a pie, pero también está ese otro, el de la ignorancia evidenciada en tantos funcionarios.

Dentro y fuera del país, desde los que creen que puede haber forma de inyectarnos desinfectante hasta quienes piensan que esto es sólo una gripita o los que piden rezarle a Dios como única vía. Ahí se ubica nuestro principal enemigo, pues somos capaces de pasar por encima de la razón, sólo para aferrarnos a una falsa idea de conocimiento.

Ayer México superó a China en la cifra de muertos por la pandemia, pero horas antes nos aseguraron que ya se veía la luz al final del túnel...

Por Yuriria Sierra/Nudo gordiano

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn