×

Renuncian, en un año, 50,000 transportistas

2024-02-12 06:41:45 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

En 2023 fueron robados a diario, en promedio, 25 transportistas; en ocho de cada 10 casos se reportó violencia, según muestran cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).


    

De acuerdo con las estadísticas oficiales, a lo largo de 2023, al menos, 9,181 transportistas fueron asaltados en diversas carretera de nuestro país, de los cuales 7,862 (85.6%) fueron con violencia.

Estas cifras representan un incremento de 4% en comparación con 2022, cuando se abrieron 8,836 investigaciones por robo a transportistas, de las cuales 86.5% (7,646) fue en modalidad con violencia.

Estado de México, foco rojo

Los datos oficiales muestran que el Estado de México es donde más se cometió este delito en 2023 ya que, dicha entidad, registró 4,214 investigaciones por robo a transportista, el 46% del total. En 3,634 casos el delito fue con violencia.

Mientras que la segunda entidad con más robos de este tipo fue Puebla, con 2,589 denuncias; seguido de Michoacán (687); San Luis Potosí (363) y Jalisco (246).

Asimismo, en 2023, unos 17 estados registraron un alza en sus reportes de robos a transportistas, en comparación con un año antes: Sinaloa, que pasó de denunciar 0 casos en 2022 a 5 en 2023; mientras que Coahuila presentó un incremento significativo de 420%, al pasar de 5 denuncias en 2022 a 26 en 2023.

Chiapas, pasó de 1 carpeta de investigación en 2022 a 4 para 2023, así como Tamaulipas, que registró 3 casos en 2023, mientras que en 2022 sólo contabilizó 1 robo de este tipo.

Por otro lado, en Baja California los asaltos a transportistas creció 173% entre 2022 y 2023, al pasar de 19 reportes a 52, respectivamente. En el mismo sentido se encuentran Oaxaca (56.2%); Colima (50%); Puebla (43.7%); Chihuahua (35%); Baja California Sur (33%); Guanajuato (30.7%); Zacatecas ( 30%); Veracruz (20.7%), entre otras entidades.

Identifican 30 tramos peligrosos

De acuerdo con la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), durante 2023 se identificaron cerca de 30 tramos carreteros peligros para los transportistas, pertenecientes a 10 estados del país.

Por ejemplo, en el Estado de México, donde la Autopista México – Querétaro, la Carretera Guadalajara – Atlacomulco, la Autopista México – Pachuca, la Autopista México – Puebla, y la Autopista Arco Norte, son focos rojos para esta organización.

Del mismo modo están tramos carreteros de Hidalgo, como la Autopista Arco Norte, Autopista México- Pachuca y Carretera México- San Luis.

En Puebla: la Autopista México- Puebla, la Autopista Orizaba- Puebla, la Autopista Córdoba- Puebla y Autopista 140D Puebla- Veracruz.

En Tlaxcala: la Autopista Federal Arco Norte y la Carretera Federal Calpulalpan- Villa de el Carmen Tequexquitla.

Mientras que Veracruz son de riesgo la carretera 150D Córdoba-Veracruz, la Carretera 145D Córdoba- Minatitlán Tramo La Tinaja Acayucan, la Carretera 145D Córdoba- Minatitlán Tramo Coatzacoalcos, y la Carretera 180 Costera del Golfo.

En Jalisco están la Carretera Guadalajara-Morelia, la Carretera León-Aguascalientes y Carretera Guadalajara-Morelia, entre otros.

Déficit de conductores

Luis García López-Guerrero, director de asuntos de seguridad de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), aseguró que los robos y violencia en las carreteras ha sido factor para la renuncia de 50,000 conductores en un año.

“La inseguridad ha generado entre otros aspectos, por ejemplo, que el año pasado cerráramos con un déficit de 50,000 operadores.

“Operadores que han emigrado otras fuentes de trabajo por diversas razones, no solo por la inseguridad pero sí, la inseguridad cada vez está influyendo más para que los operadores renuncien y se vayan por el temor a ser víctimas del delito”, detalló.

García López-Guerrero sostuvo que uno de los mayor problemas a los que se enfrentan los choferes es la falta de una presencia permanente de elementos de seguridad en las carreteras.

Pérdidas

Añadió que las perdidas económicas por este delito todavía son incalculables, ya que se necesitan estudios sobre toda la cadena de suministro aunque, estimó, por cada camión que es robado se pierden cerca de 35,000 dólares en mercancía.

“Imagínense que la mercancía de un camión vale en promedio 35,000 dólares, más el costo del camión que a veces esos cinco o seis millones de pesos.

Si se roban eso por unos 13,000 robos que se calculo hubo el año pasado (…) pero eso es sólo una parte del costo de económico del delito, hay otra parte que es más importante que tiene que ver cuando se agrede la integridad de los choferes”, subrayó.

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn