×

Veo concentración del poder y una tendencia a una autoridad absoluta: Muñoz Ledo

2021-06-04 12:16:03 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El veterano político explicó en una charla sincera que no está en contra del presidente López Obrador, pero éste no lo escucha


    

Hace casi dos años, el 8 de junio de 2019, fue tal vez la última ocasión en que el diputado Porfirio Muñoz Ledo y el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, estuvieron juntos. Si no fue la última, al menos si en la que aparecieron en público.

Ese día, el diputado Muñoz Ledo acudió al llamado del presidente para cerrar filas ante la amenaza del presidente Donald Trump de imponer aranceles del 5% a mercancías mexicanas. Acto de Unidad en Defensa de la Dignidad Nacional y en Favor de la Amistad con el Pueblo de Estados Unidos”, se llamó el mitin celebrado en Tijuana, Baja California

Servidores públicos, representantes del Poder Legislativo, gobernadores, representantes de comunidades indígenas, secretarios y secretarias de Estado estuvieron presentes y reunidos aquel día.

En una era pre-pandémica, Muñoz Ledo permaneció hombro con hombro junto al presidente López Obrador todo el evento. Sin embargo, eso no impidió que el diputado por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), lanzará una fuerte crítica.

“Lo que es en mi criterio es inmoral e inaceptable es el doble rasero entre la frontera norte y la del sur; por una parte exigimos que nos abran las puertas y por el otro lado sellamos el paso de los centroamericanos para hacerle un favor a los Estados Unidos”, dijo aquella vez.

A dos años de aquel episodio, las cosas son muy distintas en la relación que el diputado por Morena tiene con López Obrador. El veterano político pasó de ser quien, como presidente de la Cámara de Diputados, le colocó la banda presidencial el 1 de diciembre de 2018, ha convertirse en uno de sus críticos más duros.

A pesar de formar parte del mismo partido político, Porfirio Muñoz Ledo, de 87 años, se ha opuesto en varias ocasiones a las decisiones de López Obrador en cuestiones como la política migratoria, el manejo de la pandemia o la extensión de la presidencia de la Suprema Corte.

En una charla con Infobae México, Muñoz Ledo platica sobre el documento de nombre “Diálogo incluyente sobre la República”, que dio a conocer hace unas semanas, en el cual, pide al presidente mexicano respeto a la división de Poderes, al sistema federal, a los órganos constitucionales. Además explica el panorama político, que a su parecer, podría llevarnos de nueva cuenta al país de un solo hombre, al caudillismo.

Estamos peleando por la defensa de la democracia, que no haya una voz única en el país

“Estamos peleando por la defensa de la democracia, que no haya una voz única en el país, que se escuche la sociedad, que se resuelvan los principales problemas, que haya debate... fíjate en las candidaturas que hay ahora, se canceló ya el debate público, no se debate sólo son spots, que sí es la destrucción, que si es la salvación, así no puede construirse una democracia, demasiados problemas tiene el país, hay que definir los límites del poder público y las tareas a las que está obligado ese mismo poder”, afirma tajante.

Muñoz Ledo habla fuerte. Afirma que el México de caudillos ha quedado en la historia y no debería regresar, aunque ahora ve signos de que podríamos regresar a aquellas épocas, y enlista a los López que han estado en el poder.

-¿Considera que México está secuestrado por un caudillismo?

-Digo que no deberíamos, uso ese tiempo verbal. México no debería caer en un caudillismo, porque los caudillismos pues ya se quedaron atrás en la historia del país y en la historia del mundo, no puede ser secuestrado el poder público por una sola persona.

No puede ser secuestrado el poder público por una sola persona

Un libro del maestro Enrique González Pedrero, que se llama “El país de un solo hombre”, pues ese era el tiempo de Antonio López de Santa Anna, luego vino Adolfo López Mateos, luego vino José López Portillo y ahora Andrés Manuel López Obrador, ha habido cuatro López en nuestra historia pero tenemos que ir para adelante no para atrás.

-¿Usted considera que nos vamos encaminando otra vez a esa época del caudillismo?

- Sí, eso es lo que no debe ser. Actualmente hay una mayoría que obedece en la Cámara de Diputados, en la Cámara de Senadores sin tener una reflexión propia, por ejemplo ahora que hubo lo de la Suprema Corte, pues es contra la Constitución, el famoso Artículo Décimo Tercero Transitorio, de la Ley Orgánica del Poder Judicial, es contrario... con motivo de alargar el mandato del presidente de la Suprema Corte, es contrario directamente al texto de la Constitución que dice que el presidente de la Corte durará cinco años y no podrá reelegirse.

El día de mañana van a decir que también el mandamiento, de que sea de seis años el presidente de la República, puede durar dos años más

Yo no sé como propuso algo el Ejecutivo contrario a la Constitución, y luego lo votaron mis compañeros sabiendo que era contrario a la Constitución. Eso ya es muy preocupante, el día de mañana van a decir que también el mandamiento, de que sea de seis años el presidente de la República, pues puede durar dos años más, eso hay que combatirlo, hay que despertar a la conciencia ciudadana, hay que plantear los problemas del país en vez de estar pensando titulares de los poderes públicos, que ya están mandatados por la Constitución que no tienen porque prolongarse.

-Entonces, ¿cree que es posible que las intenciones de López Obrador sea extender su mandato?

-Pues que no lo dé a pensar. Yo no lo puedo decir, pero que no lo dé a pensar, si viola la Constitución en el caso del presidente de la Corte, por qué no en el caso del presidente de la República.

¿Es cómo preparar el terreno?

-Yo no sé. Yo no sé cuál sea la intención, pero a mí no me gusta, en sí, la violación de la Constitución, porque cualquier otro artículo puede ser violentado, cualquiera, un artículo referente a los derechos humanos, un artículo referente al Poder Legislativo, cualquiera puede ser violado si se viola la Constitución por un llamado del presidente de la República, es muy grave en cualquier país del mundo democrático.

-¿Cómo ve la Cuarta Transformación, cómo va?

-Bueno, una transformación... hacia dónde primero, en materia política qué postulamos, mayor división de Poderes y no la hay; qué pretendemos, un federalismo y sobre todo un municipalismo que centralice el poder público, no lo hay; qué pensamos que deben de ampliarse los derechos humanos, no en vez de restringirlos, más bien vemos en lo segundo; que haya menor concentración del poder en el país, parece que no va en ese sentido.

Entonces tenemos que ser muy claros diciendo qué queremos con una Constitución nueva, más democrática, con mayor participación social, con mayores autonomías constitucionales, con distribución territorial del poder, no lo hay, hay mucho centralismo, entonces, nuestras banderas no se están necesariamente cumpliendo, sino más bien yo veo esta concentración del poder y una tendencia a una autoridad absoluta, que no corresponde a nuestro propósito.

Yo veo esta concentración del poder y una tendencia a una autoridad absoluta

-Entonces, ¿cree que el presidente López Obrador ha traicionado a este proyecto de la Cuarta Transformación?

-Es una palabra muy fuerte. Yo no lo usaría. Además faltan todavía tres años, se han combatido problemas que surgieron a pesar nuestro como el de la pandemia, ha habido problemas inmediatos, pero yo creo, y ese es el propósito verdadero, de fondo, que estos tres años deben ser empleados, los que le faltan de esta administración, para concertar.

El lema de este manifiesto, llamémoslo así, es: polarizar es paralizar, concertar es progresar o avanzar; hay que sentarse a discutir los problemas con las gentes, con los sectores productivos, con la sociedad civil, con los gobiernos de los estados, qué reformas económicas necesitamos, cuáles son las más urgentes, cómo vamos a emplear el fisco federal para favorecer a la gente; entonces yo estoy por la apertura al diálogo, no por el monólogo, ese es el tema, que el Ejecutivo se ponga escuchar a la gente, a la gente en general, pero también a los distintos grupos de la sociedad, los patronos, a los sindicatos, a las organizaciones civiles, al sacerdocio, aunque sea un Estado laico, eso es muy importante para México.

-Hay quienes lo acusan de qué está en contra del presidente y encabeza un frente anti-López Obrador, ¿es cierto?

-¡No, hombre!, yo no estoy en contra del presidente, tenemos una relación muy antigua. Estoy a favor de que el presidente haga unas cosas y deje de hacer otras.

Yo no estoy contra el presidente, tenemos una relación muy antigua

-¿Qué cosas son las que tiene que dejar de hacer?

-Las que están en el manifiesto, son las que creo que debe de hacer es fundamental debe combatir.

Debe de dejar de atacar a las autonomías, nos costó mucho tiempo y fue nuestro movimiento el que creó las autonomías, nosotros propusimos el IFE, en el año 94 lo sacamos, que luego se transformó en INE porque antes el gobierno manejaba las elecciones, necesitábamos una autoridad autónoma que las organizará.

Por ejemplo, cuando el presidente dice que el INE debe desaparecer y que deben de pasar las elecciones al Poder Judicial, o sea un fallo último de la Corte, yo estoy de acuerdo por la validez de las elecciones, pero no que los jueces se pongan en todo el país a repartir boletas electorales, eso parece una desmesura, está sugiriendo que el gobierno vuelva a organizar las elecciones eso es lo que está sugiriendo, eso fue el pasado no podemos volver a eso.

-De entregarle a la banda presidencial a López Obrador, se convirtió en uno de sus más fuertes críticos, incluso hay quienes lo quieren expulsar del partido

-Yo soy uno de los ciudadanos al que el presidente escucha muy poco o no escucha. Y dos, tenemos dos conceptos de Morena, el mío es apegado rigurosamente a los estatutos que a la letra dicen: no habrá en Morena pensamiento único, se vale el disenso y las propuestas para transformación del país en la diversidad.

Yo soy uno de los ciudadanos al que el presidente escucha muy poco o no escucha

Yo no estoy violentando lo que es Morena estatutariamente, la idea de Morena, las reglas de Morena yo creo que las violan otros, los que no piensan por sí mismos, los que actúan como recuas, como manadas o como cardúmenes, que a todos levanta el dedo y dicen que sí.

Los estatutos de Morena se crearon para asegurar que hubiera un partido democrático, y eso se está violando. En la campaña para la presidencia de Morena tuve una respuesta inicial de los militantes de 2-1, y luego regaron dinero, dinero, dinero, dinero y compraron todo. Ahora afortunadamente el Tribunal Electoral me dio la razón, y ordenó al INE y la auditoría Unidad de Inteligencia Financiera que averigüe los cuantiosísimos recursos privados que entraron en la campaña, eso va a ser muy importante.

Ellos, otros grupos han estado violando los estatutos del partido, yo no, tengo que defenderlo, entonces, quién es Morena, los que estamos cumpliendo los estatutos no los que están violentando.

-¿Qué piensa de quienes los critican?

-Fíjate que por salud mental no las he leído, sé que existen, bueno, que digan lo que quieran, yo soy partidario acérrimo de la libertad de expresión, sé que hay una capa de la población que está muy domesticada, pero pues tiene su derecho a opinar, si es su opinión propia mejor, si es opinión por mandato pues es menos bueno.

-¿Cómo llega Morena a estas elecciones?

-Llega un poco desgastada, pero hay que tomar en cuenta también que está si estás en razón, de hacer por hacer sin discutir, ha permeado a muchas capas de la población.

Vamos a ver en las elecciones qué tanto Morena se conservó y pues salir adelante, yo creo que está muy difícil que tenga mayoría en el Congreso, pero no por mi culpa, sino por por el desgaste del uso del poder.

-¿Morena se quedará con la mayoría en el Congreso?

-Yo no sé si tendrá o no la mayoría, y no puedo opinar contra mi partido. Lo importante es que el presidente haga las reformas, que no se han hecho ninguna reforma verdaderamente trascendente para el país, son buenas algunas de ellas, pero mira la Constitución completa tiene que revisarse.

La Cuarta Transformación, se llamaba antes cuarta Constitución, la que tenemos muy prolija, tiene muchas reformas contradictorias, tenemos todavía tres años para una reforma integral de la Constitución, por eso yo digo, sí podemos reformar la Constitución, para qué la violamos.

Yo no sé si tendrá o no la mayoría (Morena), y no puedo opinar contra mi partido

Yo he propuesto hace 30 años o 40 una nueva Constitución y ese es el lema fundamental de nuestro partido, tener una nueva Constitución adecuada a la contemporaneidad del país, que no se preste a tantos equívocos, a tantas interpretaciones diversas.

-Algún llamado que le quiera hacer a López Obrador

-No, llamado no, no soy corneta; yo le hago una invitación, como siempre, a que en el último período, en la última parte segunda de su mandato, pueda emprender las reformas que verdaderamente le interesan al país, porque lo que necesitamos es salir de este hoyanco.

Como predomina la mentira oficial, cree la gente que estamos en una bonanza económica... estamos en una tragedia

Como predomina la mentira oficial, cree la gente que estamos en una bonanza económica... estamos en una tragedia económica, el país está decreciendo y lo ocultan, dice que fue por el Covid, no es cierto, en parte fue por el Covid; no hay distribución de la riqueza, no hay un aliento a las inversiones verdadero, no hay certeza jurídica ni política respecto a donde debamos ir.

Yo invitaría a tener un verdadero programa para el desarrollo en la última parte del sexenio, estoy proponiendo para ello, un consejo económico-social, esto es dialogar empresarios, trabajadores, gobernadores, Cámaras, academias y universidades para decir: ´bueno este es el camino del país´, no imponer. Ese es el lema, que quisiera yo tener por delante.

-¿Se puede retomar el camino, cree que López Obrador lo vuelva a escuchar?, porque en algún momento sí lo hizo

-Yo creo que sí, se puede retomar el camino... Claro que se puede retomar el camino, pero tenemos que presentar un frente social también, que es lo que yo estoy tratando de armar.

Bueno, pues fueron situaciones antiguas. Yo era el presidente del partido y él fue mi sucesor, naturalmente que me escuchaba. Fui del 2006 al 2012 el presidente de su comité consultivo, ahora pues él ya voló por sí mismo y bueno, quizá algunas de las cosas... le mandado documentos, no soy ya consejero, pero si un militante que creó destacado del partido.

Yo era presidente del partido y él fue mi sucesor, naturalmente me escuchaba

Ojalá y escuché, pero no se trata de que me escuche a mí, se trata de que escuché a la militancia que también está desconcertada, y que escuché a todos los sectores sociales y que deje hablar a los medios de información, porque yo los veo como domaditos, como muy suavecitos, entonces cuando yo hago critica, parezco un personaje desmesurado.

Por qué parezco... cuando lo que yo digo es una mínima parte, de lo que dicen los políticos en un país democrático, entonces parece desmesurado, parece gigantesco, porque comparativamente a la mayoría, de la media de la información nacional, pues yo sí hago crítica y ustedes no la hacen, o muy poco.

Fuente: Infobae

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn